Press "Enter" to skip to content

Marina Anwar: «la paz y la humanidad han sido siempre una prioridad en la política exterior indonesia»

Por Manuel Alejandro Navarro

La embajadora de la Republica de Indonesia en Perú, Marina Estella Anwar Bey, concedió una entrevista a nuestro periodista Manuel Alejandro Navarro en la que comenta sobre cómo se encuentra la economía bilateral entre Yakarta y Lima, el Tratado de Libre Comercio (TLC), la invasión rusa en Ucrania y la futura nueva capital de este país del sudeste asiático.

“Indonesia se esforzará siempre por contribuir a la creación de la paz mundial”, mencionó la diplomática, indicando que el “interés del presidente indonesio, Joko Widodo, es construir un puente de paz entre Rusia y Ucrania”. Así mismo agregó que «América Latina es nuestro socio estratégico y Perú es uno de los socios comerciales importantes de Indonesia».

¿Cuáles son las mayores contribuciones que ha hecho Indonesia a la humanidad?

▪ Conferencia asiático-africana de Bandung en 1955.

▪ Movimiento de los No Alineados (MNOAL) en 1961.

En el desarrollo histórico entre las naciones en el siglo XX, hubo dos eventos importantes que fueron iniciados por Indonesia. El primero fue la conocida Conferencia Asiático-Africana de Bandung en 1955. Este evento más notable, después de 6 años, había proliferado iniciativas o ideas fundamentales para que los países en desarrollo nacieran el Movimiento de los No Alineados (MNA) en 1961 y celebraran la Primera Cumbre del Movimiento en Belgrado.

En la Conferencia Asiático-Africana convocada en Bandung, Indonesia, del 18 al 24 de abril de 1955, se reunieron estadistas y líderes de 29 países africanos y asiáticos, la primera generación de líderes de dos continentes, que identificaron y abordaron los temas cruciales que estaban sucediendo en ese momento. Fue un momento decisivo en la historia del mundo. La Conferencia Asiático-Africana fue un factor importante en la adopción por parte de las Naciones Unidas de la declaración sobre la concesión de la independencia a los países y pueblos coloniales.

Para las naciones independientes, hoy en día, la Conferencia de Bandung no puede olvidarse como el sueño de los siglos para levantarse y caminar en libertad. La libertad en sí misma no fue concebida como último esfuerzo de entre las naciones, sino que intentaron ordenar la búsqueda de sus relaciones responsables y equitativas. Deliberaron sobre las formas de abordar los principales problemas mundiales de la época. La primera generación de líderes de Asia y África también consideró oportuno y necesario enunciar un nuevo ethos que rigiera las relaciones entre las naciones grandes y pequeñas. Esto, posteriormente, se conoce como el Dasasila de Bandung o los Diez Principios de las Relaciones Internacionales.

Las semillas que brotaron en Bandung echaron raíces firmes 6 años después, cuando 25 países recién independizados fundaron formalmente el MNOAL en la Cumbre de Belgrado de 1961. De este modo, el Movimiento ha representado a la gran mayoría de la humanidad y ha proporcionado la política de bloques de la Guerra Fría.

Después de la Segunda Guerra Mundial, surgieron dos campos de las dos superpotencias, Estados Unidos con un rumbo liberal-capitalista y la Unión Soviética con una corriente socialista-comunista. Muchos países no quisieron unirse a estas dos ideologías, creando finalmente el Movimiento de los No Alineados (MNA).

Para hacer realidad varios puntos de los Diez Principios de Bandung relativos al bienestar de un país, del 1 al 6 de septiembre de 1961 se celebró una Conferencia de Alto Nivel en Belgrado, Yugoslavia.

En esta cumbre de Belgrado se estableció el MNOAL, que fue iniciado por cinco países, a saber: Indonesia, India, Yugoslavia, Ghana y Egipto. Algunos de los objetivos de la formación del Movimiento de los No Alineados son:

1. Mantener la paz y la seguridad internacionales.

2. Esforzarse por conseguir un desarme general y completo bajo un control internacional efectivo.

3. Garantizar el funcionamiento eficaz de las Naciones Unidas.

4. Luchar por la realización de un nuevo orden económico mundial.

5. Luchar por la cooperación en todos los campos en el contexto de la realización del desarrollo económico y social.

El propósito del MNOAL también se estableció en la Declaración de La Habana de 1979, a saber, garantizar la independencia, la soberanía, la integridad territorial y la seguridad de los países no alineados en su lucha contra el imperialismo, el colonialismo, el apartheid, el sionismo, el racismo y todas las formas de intervención.

Además de ser un país pionero en la creación del MNOAL, Indonesia desempeña un papel bastante importante en la organización, que incluye:

1. Como uno de los iniciadores de la Conferencia Asia-África, que fue la precursora del Movimiento de los No Alineados.

2. Como uno de los países invitados a la primera Cumbre del MNOAL. Esto se debe a que Indonesia es uno de los fundadores del MNOAL y desempeña un papel importante a la hora de invitar a otros países a unirse a la Cumbre.

3. Se convirtió en el presidente y organizador de la 10ª Cumbre del MNOAL, que tuvo lugar del 1 al 7 de septiembre de 1992 en Yakarta y Bogor. Indonesia también se ha convertido en pionera en la reapertura del diálogo norte-sur, es decir, un diálogo para fortalecer las relaciones entre los países en desarrollo (sur) y los países desarrollados (norte).

El MNOAL debe unirse y servir de fuerza positiva en medio de la dinámica geopolítica mundial. La intensificación de las rivalidades entre las naciones poderosas ha provocado tensiones y desconfianzas, impidiendo la cooperación entre los países en la lucha contra la pandemia por Covid-19. Ha provocado un creciente unilateralismo y ha sembrado la semilla de la desconfianza en el sistema de multilateralismo.

Con 120 países miembros que cubren casi el 60% de la población mundial, el MNOAL tiene la fuerza en tamaño y número. Debemos utilizar ese poder para ser una influencia positiva en el mundo. Los Diez Principios de Bandung siguen siendo relevantes hoy en día.

¿Cuál es el estado actual de las relaciones entre Indonesia y Perú?

América Latina es nuestro socio estratégico y Perú es uno de los socios comerciales importantes de Indonesia con el que ambos países mantienen una relación diplomática desde 1975.

Perú fue el cuarto socio comercial de Indonesia en 2020 y un importante mercado en América Latina. Perú considera a Indonesia como uno de los países clave en la región de Asia-Pacífico y ha destacado constantemente su fuerte deseo de mejorar y desarrollar aún más las relaciones bilaterales.

Se afirmó que las relaciones bilaterales en el ámbito político están muy bien orientadas y se manifiestan en forma de apoyo mutuo en la nominación de candidatos en organismos internacionales y en los contactos entre gobiernos a diversos niveles.

El comercio entre Indonesia y Perú durante 2016-2020 registró por última vez una tendencia al alza del 4,22% anual. El comercio Indonesia-Perú ha arrojado una balanza superavitaria para Indonesia en los últimos 5 años. De hecho, la balanza superavitaria pasó de 70,29 millones de dólares en enero-octubre de 2020 a 200,89 millones de dólares en el periodo enero-octubre de 2021. Las exportaciones de Indonesia a Perú en 2020 disminuyeron en un 13,33% debido a la pandemia por Covid-19 que influyó en el debilitamiento de las economías de ambos países.

Las exportaciones de Indonesia a Perú se recuperaron significativamente en un 99,38%. La mejora de los resultados del comercio de Indonesia a Perú en enero-octubre de 2021 es un indicio de la recuperación de la demanda peruana de productos de exportación indonesios.

Las exportaciones no petroleras de Indonesia a Perú en el período enero-octubre de 2021 alcanzaron los 259,21 millones de dólares. En tanto, los mayores productos de exportación no petrolera de Indonesia a Perú para el período enero-octubre 2021 son: Automóviles de pasajeros 1000-1500 cc, Biodiesel, Automóviles de pasajeros 1500-3000 cc, Calzado deportivo y Automóviles de pasajeros <1000 cc. La participación de estos cinco productos alcanzó el 32,32% del total de las exportaciones no petroleras de Indonesia a Perú para el período enero-octubre de 2021.

Mientras tanto, las importaciones de Indonesia desde Perú incluyen trigo, chocolate, quinua, mariscos, uvas, residuos industriales, granos de cacao, fertilizantes, vino, carbón, fosfato de calcio natural y productos manufacturados.

Se espera que el acuerdo comercial bilateral, que está siendo considerado por ambas partes, mejore significativamente la balanza comercial entre Indonesia y Perú.

En términos de inversión, como ejemplo, la empresa AJE, con sede en Lima, Perú, tiene una filial en Indonesia, AJE Indonesia. La empresa fue fundada en 1988 por la familia Añaños-Jerí de Ayacucho.

Por su parte, AJE Indonesia se constituyó en 2010 con líneas de negocio que abarcan la fabricación de refrescos y agua carbonatada que, entre otras, están expuestas a la marca Big Cola.

PT AJE Indonesia es una de las empresas dedicadas al sector de los bienes de consumo de rápida rotación (FMCG) en toda Indonesia.

La creciente cooperación entre Perú e Indonesia se basa en el desarrollo del potencial de los dos países y se basa en asociaciones bilaterales mutuamente beneficiosas. Indonesia y Perú comparten una misión común para mejorar las relaciones con los socios regionales.

¿Cuáles son sus expectativas para el futuro Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Indonesia y Perú?

Nuestra expectativa general es que el comercio bilateral entre Indonesia y Perú pueda aumentar. Indonesia y Perú han acordado alcanzar el objetivo de mil millones de dólares en valor de comercio bilateral para el año 2025, con la existencia de un acuerdo comercial entre Indonesia y Perú, se espera que este objetivo se alcance. Además, de acuerdo con el enfoque del gobierno indonesio en la diplomacia económica, se espera que con el acuerdo comercial Indonesia-Perú, más productos indonesios puedan encontrarse en el mercado peruano y ser disfrutados por el pueblo peruano, y viceversa.

En la reunión de la APEC de 2012, el presidente peruano de entonces, Ollanta Humala, manifestó al presidente indonesio, Susilo Bambang Yudhoyono, su deseo de que Indonesia-Perú tengan un acuerdo comercial. A raíz de esto, se ha realizado un estudio de viabilidad conjunto. En 2017, una delegación de Indonesia vino a Perú para comenzar a negociar el acuerdo comercial. Sin embargo, por algunas razones, la discusión se había retrasado.

Finalmente, a principios de este año, a través de la viceministra de Comercio de Perú, Ana Cecilia Gervasi Díaz, Perú expresó su acuerdo para utilizar la forma de acuerdo comercial que Indonesia quería, es decir, el Acuerdo Integral de Asociación Económica Incremental. Al margen de la reunión de la APEC de 2022, el acuerdo de Perú se reiteró cuando la viceministra Ana se reunió con el ministro de Comercio de Indonesia, Muhammad Lutfi.

Se espera que, con el acuerdo comercial bilateral, por parte de ambos países, mejore significativamente la balanza comercial entre Indonesia y Perú.

¿Cuántos indonesios hay aproximadamente en Perú?

Hay aproximadamente 100 indonesios en Perú. La mayoría de los indonesios que permanecen en Perú son misioneros que trabajan al servicio de las iglesias católicas en Perú. El resto son miembros del personal de la Embajada, personas casadas con peruanos y tres entrenadores de bádminton.

La crisis de la pandemia por Covid-19 ha golpeado duramente al sector turístico mundial. ¿Qué hará Indonesia para rescatar su sector turístico?

El impacto de Covid-19 en el turismo es muy grande porque el sector turístico de Indonesia tiene vínculos con otras industrias, a saber, la hostelería, el transporte, las micro, pequeñas y medianas empresas, especialmente las que producen recuerdos y delicias culinarias, los restaurantes, las agencias de viajes y los guías turísticos.

Todos los esfuerzos para continuar con la recuperación económica de la pandemia por Covid-19 se siguen llevando a cabo, incluyendo a los actores económicos del sector turístico. En primer lugar, el gobierno indonesio exige a los indonesios que se vacunen contra el Covid-19, para que los turistas se sientan seguros al viajar a Indonesia.

También se lleva a cabo continuamente una mayor colaboración entre los actores de los sectores más afectados por esta pandemia, para que el sector turístico pueda levantarse y recuperarse rápidamente.

El gobierno de Indonesia nos invita a todos a reforzar la cooperación intersectorial para acelerar la recuperación económica nacional, especialmente en los sectores del turismo y la economía creativa.

En un esfuerzo por recuperar el sector turístico, Indonesia se enfrenta a varios retos, entre ellos la necesidad de mejorar la coherencia en la aplicación de las normas sanitarias, de seguridad y de sostenibilidad medioambiental por parte de todos los niveles de la sociedad, así como las limitadas actividades en el mundo del turismo.

Para apoyar la recuperación de la industria turística en 2022, el gobierno indonesio ha preparado una serie de políticas y programas que incluyen la provisión de incentivos. El gobierno también ha preparado un presupuesto para apoyar la recuperación del sector turístico y la economía creativa, que asciende a 7,67 billones de rupias (537,5 millones de dólares).

Además, también se han asignado ayudas prioritarias que apoyan al sector turístico, como el apoyo al G-20, el Circuito Internacional Mandalika y otros, por valor de 3,7 billones de rupias (260 millones de dólares).

Además, el Gobierno también ha perseguido el desarrollo de una burbuja de viajes, tanto a nivel bilateral como regional. En enero de 2022, el Gobierno lanzó la política de la burbuja de viajes Batam-Bintan-Singapur, que se puso a prueba el 24 de enero de 2022. Se espera que a través de esta política se pueda acelerar la recuperación económica, especialmente del sector turístico en Batam y Bintan.

El siguiente esfuerzo es reforzar los protocolos sanitarios en todos los destinos turísticos. La aplicación de los protocolos sanitarios es la clave del éxito para evitar la propagación del Covid-19. Los administradores de área deben formar un Grupo de Trabajo Regional sobre Covid-19, y todos los destinos y la industria turística también deben cumplir las normas de Limpieza, Salud, Seguridad y Sostenibilidad Ambiental (CHSE).

Con estos programas de apoyo, se espera que la industria turística pueda mejorar sus estándares de servicio para ganarse la confianza de los turistas nacionales y extranjeros.

El presidente de Indonesia, Joko Widodo, dijo que su país es un «puente de paz» entre Rusia y Ucrania. ¿Cómo cree que Indonesia está ayudando a resolver este conflicto?

Citando el compromiso de Indonesia con la paz mundial, recogida en su constitución, y el interés del presidente indonesio, Joko Widodo, que también es el actual presidente del Grupo de los 20 (G-20), en construir un puente de paz entre Rusia y Ucrania, subrayé la misión como una iniciativa innovadora de Indonesia.

La paz y la humanidad han sido siempre una prioridad en la política exterior indonesia. La constitución indonesia estipula que Indonesia se esforzará siempre por contribuir a la creación de la paz mundial.

Como presidente del G-20, el presidente de Indonesia, Joko Widodo, visitó Moscú y se reunió con el presidente ruso, Vladimir Putin, el 30 de junio de 2022, en línea con la obligación constitucional de Indonesia de contribuir a la paz mundial.

El presidente Joko Widodo ha transmitido el mensaje del presidente Zelenskyy al presidente Putin, ya que esperaba actuar como puente entre Ucrania y Rusia. Widodo y Putin hablaron de las interrupciones en las cadenas de suministro de alimentos y fertilizantes que podrían afectar a cientos de millones de personas en todo el mundo, especialmente en los países en desarrollo.

Widodo aplaudió a Putin por su promesa de garantizar la seguridad de los suministros de alimentos y fertilizantes procedentes de Ucrania y Rusia. Hizo hincapié en el apoyo a los esfuerzos de las Naciones Unidas para reintegrar los alimentos y fertilizantes procedentes de Rusia y Ucrania en la cadena de suministro mundial para la humanidad. Widodo dijo que Putin volvió a garantizar las rutas de exportación de alimentos ucranianos, especialmente las marítimas.

Indonesia no tiene más interés que la guerra termine pronto y sus cadenas de suministro de alimentos, fertilizantes y energía puedan restablecerse inmediatamente. Según el presidente Joko Widodo, los líderes mundiales deberán trabajar juntos para revivir el espíritu del multilateralismo y la cooperación para lograr la paz.

Widodo declaró al presidente ucraniano, Volodymyr Zelenskyy, que su visita a Ucrania era un símbolo de la preocupación del pueblo indonesio por Ucrania, subrayando la posición de Indonesia sobre la soberanía y la integridad territorial, el impacto de la guerra en la humanidad y la importancia de Ucrania en la cadena mundial de suministro de alimentos. Hay que hacer todo lo posible para ayudar a Ucrania a reanudar la exportación de alimentos e Indonesia apoya los esfuerzos de las Naciones Unidas en este sentido.

Widodo entregó personalmente una carta de invitación al presidente Zelenskyy para la cumbre del G-20 que se celebrará en Bali en noviembre de 2022 y expresó el compromiso de Indonesia de reforzar la cooperación bilateral con Ucrania.

Mientras tanto, Zelenskyy también expresó su gratitud por la visita de Widodo a Ucrania, señalándola como la primera de un líder asiático desde la invasión de Ucrania.

Indonesia siempre ha sido una gran defensora del compromiso, no del aislamiento, como demuestra su negativa a aislar a Rusia de las instituciones internacionales. En el caso del G-20, Indonesia tiene un interés directo en que su presidencia sea un éxito. Indonesia elaboró una agenda que refleja los intereses de los países en desarrollo en la arquitectura sanitaria mundial, la transformación de la economía digital y la transición energética. Indonesia no quiere ver su agenda secuestrada por la geopolítica.

Las visitas del presidente Joko Widodo a Ucrania y Rusia son un ejemplo de ello. Lo ideal sería que Indonesia asumiera un papel importante en la pacificación y contribuyera al interés mundial por crear la paz en Ucrania.

¿Cómo calificaría la situación internacional actual?

La situación internacional actual se caracteriza por una gran incertidumbre. Esta incertidumbre ha creado ciertamente mayores desafíos para los países del mundo. Vemos que la rivalidad por la influencia política va de la mano de la rivalidad económica. Los viejos conflictos continúan, algunos de ellos indican una situación más deteriorada. Mientras tanto, siguen surgiendo nuevos conflictos, incluido el conflicto entre Rusia y Ucrania que, por supuesto, dificulta aún más la situación geopolítica mundial.

Además, la pandemia por Covid-19 que azota al mundo aún no ha terminado, lo que ha encarecido los precios de los productos de primera necesidad. También se observa la aparición de inestabilidad interna en muchos países. En el sector comercial, la tendencia al proteccionismo ha dado lugar a nuevas barreras comerciales que han acabado por suprimir el comercio mundial. Como resultado, se ha producido una desaceleración del comercio mundial, de modo que el crecimiento económico mundial ha seguido revisándose a la baja.

Esta condición objetiva debe ser capitalizada, no sólo en beneficio de Indonesia, sino también para establecer una cooperación mutuamente beneficiosa con los países del mundo.

Para Indonesia, la paz y la diplomacia humanitaria continuará con el objetivo de hacer una contribución concreta a la solución de problemas, Indonesia siempre quiere ser parte de la solución, incluyendo:

▪ El conflicto entre Rusia y Ucrania;

▪ Los problemas del Estado de Rakhine (Myanmar);

▪ La paz en Afganistán;

▪ La paz en Palestina;

La falta de confianza entre los países (déficit de confianza) desencadena el odio y el miedo, lo que puede llevar al conflicto. Esto ocurre en varias partes del mundo. Por ello, el déficit de confianza debe convertirse en una confianza estratégica.

Esto debe comenzar con el respeto del derecho internacional. El principio de soberanía e integridad territorial no es negociable. Estos principios deben mantenerse siempre. La resolución pacífica de los problemas debe ser la única solución a cualquier conflicto.

Debe promoverse un enfoque inclusivo, en el que las voces de todos los países sean tratadas por igual. La voz de todos los países, grandes o pequeños, debe ser escuchada en los foros internacionales. Por ello, es necesario renovar el multilateralismo para adaptarlo a las exigencias de los tiempos. Trabajando juntos, podemos crear un mundo mejor para todos.

Yakarta dejará de ser la capital de Indonesia y Nusantara, en Kalimantan Oriental, se convertirá en la nueva capital del país, cuéntenos más sobre este ambicioso proyecto.

El presidente de Indonesia, Joko Widodo, ha anunciado que la capital nacional se trasladará de Yakarta, en la isla de Java, a Nusantara, en Kalimantan Oriental, en Borneo. El gobierno ha realizado estudios en profundidad en los últimos tres años y, como resultado de los mismos, la nueva capital se construirá en parte de la regencia de Penajam Paser Norte y en parte de la regencia de Kutai Kertanegara, en Kalimantan Oriental. Se trata de un plan que ha sido sugerido por los primeros presidentes indonesios durante décadas, pero parece que finalmente el traslado se hará realidad.

La mudanza supondría el traslado de las funciones administrativas del gobierno de Yakarta a una ciudad aún por construir en Kalimantan, a más de 1.000 km de distancia. Kalimantan es la parte indonesia de la isla de Borneo, que también comparte con Malasia y Brunei Darussalam. Sin embargo, Yakarta seguirá siendo el centro comercial y financiero de la nación, y se cree que la mayoría de sus casi 10 millones de residentes se quedarán en Yakarta.

El traslado de la capital costaría unos 466 billones de rupias (32.700 millones de dólares), de los cuales el Estado financiaría el 19%, y el resto provendría de asociaciones público-privadas e inversiones privadas. El precio incluye nuevas oficinas gubernamentales y viviendas para cerca de 1,5 millones de funcionarios.

La construcción de la nueva capital comenzó en un terreno de 40.000 hectáreas. El gobierno espera empezar a trasladar a algunos de sus burócratas hacia 2024. El traslado de la capital tiene por objeto abordar la desigualdad y aliviar parte de la carga que soportan Yakarta y la isla de Java. Java alberga el 60% de la población del país y más de la mitad de su actividad económica. Kalimantan es casi cuatro veces mayor, pero representa menos de una décima parte de la producción interior bruta. Kalimantan es también mucho más central en el archipiélago indonesio de más de 17.000 islas.

Su ubicación es muy estratégica: está en el centro de Indonesia y cerca de las zonas urbanas. La carga que soporta Yakarta en estos momentos es demasiado pesada como centro de gobierno, negocios, finanzas, comercio y servicios.

Kalimantan alberga importantes actividades mineras, así como bosques tropicales, y es uno de los pocos lugares donde los orangutanes viven en su hábitat natural. El gobierno afirma que la nueva ciudad se construirá en terrenos estatales cerca de los actuales centros urbanos de Balikpapan y Samarinda y ha prometido que el impacto medioambiental será positivo.

La nueva capital nacional, Nusantara, ayudará a Indonesia a alcanzar su objetivo de convertirse en un país desarrollado en 2045, tal y como se recoge en la Visión Indonesia 2045. Construida con la noción de identidad nacional, la Nusantara cambiará la orientación del desarrollo para centrarse más en Indonesia y acelerar la transformación económica del país.

Sé el primer comentario

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Copyright © Newsyman 2022.