Press "Enter" to skip to content

Gerhard Zettl: “Austria es militarmente neutral, pero no somos políticamente neutrales”

Por Manuel Alejandro Navarro

Cada 26 de octubre Austria celebra la declaración de la neutralidad perpetua, una ley promulgada en 1955, esta fecha es muy importante para Viena ya que la considera día nacional. En este contexto, el embajador de Austria en Perú, Gerhard Zettl, concedió una entrevista a Manuel Alejandro Navarro. Zettl además de ser diplomático es historiador y antropólogo cultural, antes de llegar como embajador, pisó suelo peruano en 1980 por primera vez.

Las relaciones bilaterales de Austria con Perú se remontan a 1851, cuando el imperio austrohúngaro reconoció la independencia de Perú y estableció relaciones diplomáticas. Un momento importante sucedió siete años después, en 1858, cuando Perú invitó a austriacos de la región del Tirol a instalarse en la Selva Central, exactamente en Pozuzo. El 20% de sus habitantes, 1900 aproximadamente, son descendientes de inmigrantes tiroleses y renanos.

¿Cómo están las relaciones entre Austria y Perú hoy en día?

Las relaciones bilaterales entre Austria y el Perú son muy amistosas. Se basan en los principios y valores básicos comunes estipulados en la Carta de Naciones Unidas y el compromiso con un sistema multilateral fuerte y eficiente.

En el ámbito multilateral, es decir, en la ONU, por ejemplo, Austria y Perú están tradicionalmente del mismo lado cuando se trata de respetar el derecho internacional, los derechos humanos, el desarme y la resolución pacífica de conflictos. Siempre tratamos de coordinar nuestras posiciones y apoyarnos mutuamente en las candidaturas a organismos importantes. Al igual que Austria, Perú también votó en la ONU para condenar la guerra de agresión rusa contra Ucrania y la anexión ilegal de sus territorios.

Por razones geográficas e históricas, las relaciones bilaterales de Austria con América Latina no son tan estrechas como con otras regiones del mundo. Apenas más de 600 ciudadanos austriacos viven actualmente en el Perú, la mayoría de los cuales tienen pareja peruana o nacieron aquí y tienen doble nacionalidad.

El valor de las exportaciones e importaciones austriacas fluctúa en torno a los 100 millones de euros cada año respectivamente (lo que corresponde a alrededor del 0,1% del total de su comercio exterior). Sin embargo, Perú tiene una importancia central para nosotros dentro de América Latina. De las solo 7 embajadas que Austria mantiene en América Latina, una (desde 1968) está en Lima, la cual también está acreditada para Bolivia.

Además, hay que tener en cuenta que Austria forma parte de la Unión Europea y participa en la amplia cooperación de la UE con Perú. Como país relativamente pequeño, con algo menos de 9 millones de habitantes -menos que Lima-, no podemos actuar de forma autónoma en todo el mundo. Pero a través de nuestras contribuciones al presupuesto común de la UE, también contribuimos a todos los proyectos y programas de la UE, y participamos activamente en su concepción en las instituciones de la UE. Hay que enfatizar esto, ya que no es inmediatamente visible, pero todo lo que lleva la etiqueta de la UE incluye también a Austria.

Las relaciones bilaterales de Austria con Perú se remontan a mediados del siglo XIX. En 1851, la monarquía austro-húngara reconoció la independencia de Perú y estableció relaciones diplomáticas. En 1858, Perú invitó a austriacos de la región del Tirol a instalarse en la Selva Central, en Pozuzo. Los descendientes de estos inmigrantes hace mucho tiempo que se convirtieron en peruanos, pero han conservado muchos elementos culturales austríacos y se consideran a sí mismos como austríacos de corazón. El extenso municipio del distrito de Pozuzo cuenta actualmente con unos 9.400 habitantes (el núcleo de la ciudad tiene alrededor de 1.600 habitantes), de los cuales un 20%, es decir, unos 1.900 de los descendientes de inmigrantes tiroleses y renanos, son en gran mayoría (1.000 – 1.500) de ascendencia tirolesa. Pozuzo es ahora una comunidad multiétnica y multicultural.  Sin embargo, el patrimonio cultural tirolés ha conservado un papel dominante en la identidad de toda la comunidad y se considera como una oportunidad especial para el desarrollo económico y turístico.

Por eso ponemos nuestro énfasis en cooperar en proyectos que sirven al conjunto de los vecinos en Pozuzo. Las relaciones directas de Pozuzo con Austria se mantienen principalmente a través del “Tiroler Freundeskreis für Pozuzo”, fundado en 1983, y la Embajada de Austria en Lima.

(De izquierda a derecha) Liane Zettl-Agathakis, María Teresa Merino Villarán De Hart y Gerhard Zettl, el 26 de octubre de 2022 en la celebración por el Día de Austria.
Foto: Embajada de Austria

¿En qué áreas cree usted que se debería fortalecer más las relaciones bilaterales?

Las relaciones bilaterales podrían fortalecerse más en el ámbito comercial y cultural.

Las tecnologías de empresas austriacas ya están presentes en varios sectores en el Perú: se encuentran en centrales hidroeléctricas, sistemas de control de aeropuertos, máquinas de reciclaje, máquinas de láser y sellos, camiones contraincendios, iluminaciones decorativas, andamios y encofrados de la construcción residencial y comercial y en la construcción de hospitales y sus equipamientos. Es también una empresa austriaca-suiza la cual suministrará la tecnología y todo el equipamiento para el primer proyecto de teleférico en Lima que está a punto de realizarse en Miraflores. También hay una empresa consultora que ha elaborado conceptos para la recuperación del Centro Histórico de Lima. Hay un gran potencial para el fortalecimiento de las relaciones comerciales entre Austria y el Perú a base del Tratado de Libre Comercio entre la UE y el Perú. Mercados transparentes y seguridad jurídica son requisitos primordiales para promover las inversiones.

Por otro lado, pudimos reanudar este año nuestras actividades culturales presenciales participando en varios festivales de cine y de música. Estamos felices de haber logrado realizar juntos con la Beneficencia y la Municipalidad de Lima una exposición del gran artista austriaco-peruano Adolfo Winternitz, lo que ha dado un nuevo impulso a los esfuerzos de poner en valor todo el patrimonio cultural de este artista en Lima. Sin duda, hay más espacio y un gran potencial para más intercambios de este tipo entre Austria y Perú, propiciando así encuentros culturales entre ambos países.

Para mantenerse al tanto de nuestros proyectos, eventos y actividades los invitamos a seguir nuestra página en Facebook y consultar nuestra Web Embajada de Austria en Lima.

¿Qué significa para usted la declaración de la neutralidad perpetua de Austria promulgada en 1955?

La ley constitucional del Parlamento austriaco del 26 de octubre de 1955 sobre la neutralidad perpetua sigue siendo hoy un factor determinante en nuestra política de seguridad y defensa.

Desde su adhesión a la UE en 1995, Austria ha participado en la Política Exterior y de Seguridad Común de la UE con un espíritu de solidaridad. Desde el inicio de la guerra de agresión rusa contra Ucrania, que viola el derecho internacional, venimos demostrando cada día esta solidaridad europea. Austria es militarmente neutral, pero ciertamente no somos políticamente neutrales en una violación masiva de la Carta de las Naciones Unidas y del derecho internacional. Apoyamos claramente a Ucrania y nos pronunciamos contra el agresor ruso – esto está totalmente en línea con nuestra neutralidad.

A pesar de los estrechos lazos económicos con la región de Europa del Este y la considerable dependencia del gas natural ruso, Austria apoya los ocho paquetes de sanciones de la UE contra Rusia y se solidariza con Ucrania. Más de 80.000 personas desplazadas han encontrado refugio en Austria, se han proporcionado más de 80 millones de euros en ayuda humanitaria y se han entregado unas 1.000 toneladas de productos de ayuda. No participamos en el suministro de armas letales, pero lo compensamos con mayores contribuciones en apoyo civil.

“Me interesa especialmente cómo la sociedad peruana actual se ha desarrollado a partir de la síntesis y, a menudo, de la dolorosa confrontación de dos áreas culturales que se habían desarrollado de forma completamente independiente, la cultura precolombina y la europea. Se trata de un proceso que aún no ha concluido del todo”.

– Gerhard Zettl

¿Cuáles son sus pensamientos y reflexiones sobre la invasión rusa en Ucrania?

La guerra no provocada e injustificada de Rusia contra Ucrania ha quebrado la ilusión de que una guerra en el continente europeo ya no sería posible.

Esta guerra no es un asunto puramente europeo, no sólo porque ha desencadenado una crisis energética y alimentaria en todo el mundo, sino porque sacude fundamentalmente el orden global basado en derechos y reglas. Es un choque entre el Estado de Derecho y la ley del más fuerte. Para Austria está completamente claro de qué lado está. El bienestar de Austria se basa en la integración europea y un sistema multilateral de derecho que garantiza seguridad jurídica y la resolución pacífica de conflictos.

También hay que rebatir con claridad la propaganda rusa de que los altos precios de la energía y la escasez de alimentos fueron provocados por las sanciones de la UE. Esto invierte cínicamente la causa y el efecto. El mando ruso es el único responsable de la guerra de agresión que condujo a las crisis. Y también depende de él ponerle fin.

Nuestros objetivos son la restauración de la integridad territorial de Ucrania y el fin de la guerra. Ucrania tiene todo el derecho a defender su integridad y a recurrir apoyo para hacerlo. Austria proporciona apoyo civil, más no militar. El objetivo debe ser volver a la diplomacia, ya que una guerra nunca puede terminar en el campo de batalla, sino sólo en la mesa de negociaciones. Pero, desgraciadamente, aún siguen faltando las condiciones para hacerlo. El presidente ruso tendría en sus manos terminar la guerra mañana mismo. Pero no hay señales de ello, y se necesitan dos para negociar. Ucrania debe saber y decidir por sí misma cuándo está preparada para hacerlo. Como he dicho, es perfectamente legítimo que Ucrania busque la restauración de su integridad territorial.

¿Qué esfuerzos está haciendo Austria para que este invierno no sea tan frio como Rusia quiere?

Austria depende en gran medida del suministro de gas natural de Rusia. Al principio de la guerra, en febrero de 2022, alrededor del 80% de las importaciones de gas natural procedían de Rusia. Desde entonces, los esfuerzos se han dirigido tanto a reducir esta cuota como a disminuir el consumo de gas natural. Mientras tanto, la cuota del gas natural ruso ya es ligeramente inferior al 50%. En la medida de lo posible, se está pasando a las energías renovables y al gas natural o al gas natural licuado (GNL) de otras regiones. Pero está claro que no podemos prescindir completamente del gas natural ruso a corto plazo. Sin embargo, Austria tiene una gran capacidad de almacenamiento de gas, y las instalaciones de almacenamiento se han llenado tanto en los últimos meses que podremos pasar el próximo invierno incluso si las entregas de gas natural ruso cesan por completo, si aprovechamos las oportunidades de ahorrar en el consumo.

La electricidad en Austria ya se genera en un 80% a partir de fuentes de energía renovable, el 60% con energía hidroeléctrica, el resto con solar, eólica y biomasa; sólo un 13% con gas natural. Por ello, las empresas austriacas destacan sobre todo en tecnologías y conocimientos técnicos para la generación de energía hidroeléctrica. También aquí, en el Perú, varias empresas austriacas han invertido en este sector. Además, el Banco de Desarrollo de Austria participa en la financiación de proyectos hidroeléctricos en el Perú.

El gas natural representa alrededor del 20% del consumo total de energía en Austria. Se utiliza principalmente en las empresas industriales y en los hogares para la calefacción. Alrededor del 23% (es decir, más de 900.000) de los hogares utilizan gas natural para la calefacción, pero en Viena, la capital, la proporción es aún mayor. En Austria, los inviernos son mucho más fríos que en Lima, pero -a diferencia de aquí- la calefacción es algo natural en casi todos los espacios interiores. Es normal que la temperatura en interiores se mantenga a 21°C o incluso un poco más. Por eso los austriacos pasan más frio en el invierno de Lima que en su país de origen. Pero aquí también hay un gran potencial de ahorro en el consumo de gas: en la actualidad, una serie de medidas están destinadas a reducir la temperatura promedio de los espacios interiores en 1 – 2 °C este invierno.  En vista del enorme aumento de los precios de la energía, el incentivo económico para realizar esto también es significante. Esto hará que la vida cotidiana en invierno en Austria sea menos confortable, sin embargo, nadie va a congelarse con una baja mínima de temperaturas interiores, las cuales equivaldrían a las temperaturas interiores regulares en Lima en invierno.

En toda su estancia como Embajador de Austria en Perú, ¿Qué es lo que más resaltaría de nuestro país?, ¿Qué es lo que más le ha gustado?

Soy historiador y antropólogo cultural de formación original, y visité por primera vez el Perú al comienzo de mis estudios en 1980. Por ello, me interesa especialmente cómo la sociedad peruana actual se ha desarrollado a partir de la síntesis y, a menudo, de la dolorosa confrontación de dos áreas culturales que se habían desarrollado de forma completamente independiente, la cultura precolombina y la europea. Se trata de un proceso que aún no ha concluido del todo y que todavía está muy cargado de tensiones, y en el que radican muchos de los actuales problemas estructurales de Perú. Sin embargo, Perú debe su rico y diverso patrimonio cultural a este proceso, lo que hace que sea tan fascinante viajar y conocer el país. A ello se suma la inmensa biodiversidad que ofrecen los tres espacios naturales del país: la Costa, la Sierra y la Selva. Estos tres espacios naturales tienen su propio encanto, pero si tuviera que elegir, sería la Ceja de Selva, así como la conocí en lugares como Tarapoto o Pozuzo. Pozuzo, conformado por sus inmigrantes tiroleses (región montañosa de Austria), está por supuesto particularmente cerca de mi corazón. La Embajada de Austria mantiene relaciones especialmente estrechas con esta comunidad. Me complace que durante mis años en Perú hayamos podido intensificar aún más el intercambio entre Pozuzo y Austria y que Pozuzo esté en camino de convertirse en un tipo de comunidad multicultural modelo en Perú que se centra en el turismo sostenible y la agricultura ecológicamente compatible.

Pero también Lima es para mí una de las ciudades más fascinantes de América Latina, más allá de sus enormes problemas de infraestructura y transporte. Desafortunadamente, ha descuidado en gran medida su patrimonio cultural único durante muchas décadas. Pero es precisamente en este sentido que he podido ser testigo de un desarrollo muy positivo en los últimos años. La recuperación del Centro Histórico de Lima avanza notoriamente a gran velocidad. Se trata de un reto enorme y muy costoso, pero también ofrece a Lima grandes oportunidades en materia de turismo. Espero que esto continúe y pueda combinarse con una planificación urbana sostenible y el desarrollo de un sistema de transporte público respetuoso con el medio ambiente. En Austria hay mucha experiencia en este campo, y las empresas austriacas están muy interesadas en ofrecer e invertir sus tecnologías y conocimientos técnicos a medida en Perú.

¿Cuál es su personaje austriaco favorito y por qué?

Me resulta difícil decidirme por una sola persona. Hay un gran número de austriacas y austriacos que han producido y siguen produciendo logros sobresalientes en los campos de la cultura y la ciencia, lo cual me hace sentir muy orgulloso de mi país. Una lista, incluso medianamente completa, de personalidades austriacas que han marcado la cultura y la ciencia europea llenaría muchas páginas. Desde los compositores Wolfgang Amadeus Mozart, Joseph Haydn, Franz Schubert, Johann Strauss, Gustav Mahler, los pintores Gustav Klimt, Egon Schiele, Oskar Kokoschka, el filósofo Ludwig Wittgenstein, el fundador del psicoanálisis Sigmund Freud, los escritores Arthur Schnitzler, Hugo von Hoffmannstahl, Robert Musil, los médicos Ignaz Semmelweiß, Karl Landsteiner, el físico Erwin Schrödinger, la primera ganadora del Premio Nobel de la Paz Bertha von Suttner, por nombrar sólo algunos de los más famosos del mundo. En total 23 Premios Nobel proceden de Austria. Tan solo en los últimos 4 años, desde que llegué a Perú, se concedió dos veces un Premio Nobel a austriacos; en 2019 el Premio Nobel de Literatura a Peter Handke, y este año el Premio Nobel de Física a Anton Zeilinger. No solo somos un país con un gran patrimonio histórico, somos también un país altamente competitivo e innovador tanto en la economía como en la ciencia y la cultura. Permítanme mencionar también que, en la última década, Austria ha creado el Instituto de Ciencia y Tecnología, uno de los más prestigiosos institutos universitarios dedicado a la investigación básica y educación de postgrado en ciencias naturales y matemáticas, al que pueden acceder los mejores jóvenes científicos de todo el mundo.

¿El croissant es de Austria?

No quiero disputar el croissant con los franceses. Sin embargo, en Austria es originario el «Kipferl», un tipo de croissant. La cocina austriaca es famosa por sus platos dulces como el Kaiserschmarrn, es una especie de crepe “desmenuzada”, el strudel de manzana, y la «Sachertorte», un pastel de chocolate con mermelada de albaricoque.

Sé el primer comentario

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Copyright © Newsyman 2022.