¿Quién será el vicepresidente de Estados Unidos si Trump gana las elecciones?

Una de las grandes incógnitas que todos esperan saber, y que será crucial para la política estadounidense y el mundo los próximos cuatro años, es ¿Quién será el compañero de fórmula en la candidatura de Donald Trump en la carrera hacia la Casa Blanca?

Foto: Shannon Finney / Getty Images
Getting your Trinity Audio player ready...

Está claro que Joe Biden mantendrá a Kamala Harris como su vicepresidente en busca de su reelección, pero ¿Quién será el compañero de fórmula como vicepresidente de Donald Trump? Según analistas, Trump ya debería haberlo anunciado para que la campaña electoral continúe en medio de los escándalos judiciales que el expresidente Trump enfrenta estos días. Para conocer al compañero de formula oficialmente habrá que esperar hasta el lunes 15 de julio, cuando empiece la Convención Nacional Republicana de 2024, que tendrá lugar en Milwaukee, Wisconsin. A menos que Trump decida anunciarlo días antes.

Según una fuente citada por POLITICO, la consideración principal de Trump al seleccionar a su compañero de fórmula es “quién sería un buen presidente… en caso de emergencia”. El vicepresidente deberá ser un refuerzo para alcanzar más votantes. Debe ser una figura cercana y de confianza, así como estar a la altura de su cargo y listo por si el presidente no puede ejercer sus funciones.

Desde 2016, los candidatos oficiales de los demócratas y republicanos anunciaron a sus compañeros presidenciales a solo pocos días antes de las Convenciones Nacionales. El sábado 4 de mayo, en la residencia de Trump en Mar-a-Lago, hubo una reunión de recaudación de fondos para la campaña en la que estuvieron presentes posibles figuras vice presidenciables. Cuatro de las cinco personas a continuación han incrementado su presencia en eventos públicos, meetings, así como en medios de comunicación en los últimos meses.

1. Tim Scott: el único senador republicano afroamericano

Foto: Justin Sullivan / Getty Images

Senador por Carolina del sur desde 2013, 58 años, de fe protestante. Scott ha construido una reputación como defensor de políticas conservadoras y un firme partidario de Trump. Su experiencia legislativa y su capacidad para llegar a una amplia base de votantes como los afroamericanos dará una mayor ventaja a Trump. De acuerdo con POLITICO, Scott mantiene comunicaciones semanales con Trump, vía mensaje de texto.

2. JD Vance: la opción conservadora

Foto: Drew Angerer / Getty Images

Con 39 años es actual senador por Ohio, ex marine que luchó en la guerra de Irak. Amigo cercano del primogénito de Trump: Don Jr. También conocido por su bestseller «Hillbilly Elegy» que explora las complejidades de la cultura y la pobreza en el corazón de Estados Unidos. Su perfil como defensor de las comunidades rurales y su crítica a las élites podría atraer votantes jóvenes.

3. Marco Rubio: ¿un latino como vicepresidente?

Foto: Cristóbal Herrera Ulashkevich / EFE

Senador por Florida, hijo de inmigrantes cubanos, precandidato a las presidenciales en 2016. Rubio ha demostrado ser un defensor de políticas conservadoras en temas que van desde la inmigración hasta lo económico. Habla español fluidamente y conecta fuertemente con la comunidad hispana. América Latina es una región a la que Biden no ha prestado principal interés. En febrero se reunió con Javier Milei en la Casa Rosada.

4. Elise Stefanik: mujer y joven millennial

Foto: Adam Glanzman / The Washington Post

Congresista durante cinco mandatos por Nueva York, 39 años. Como joven y mujer, podría atraer a los votantes que Trump necesita. Sirvió en el equipo de defensa de Trump durante su primer juicio político, y desde entonces ha sido una de las mujeres más confiable de Trump, así como su defensora en medios.

5. Mike Pompeo: el peso pesado en política internacional

Foto: Shealah Craighead

Fue Secretario de Estado y director de la CIA durante el gobierno de Trump. Es una figura influyente en el partido republicano, conocida por su firme postura en temas de política exterior y seguridad nacional. Su experiencia en el ámbito internacional y su lealtad a Trump lo convierten en un candidato potencialmente atractivo como fórmula presidencial. Podría ser la carta secreta que baraje Trump.

Con menos posibilidades, pero voceados

Vivek Ramaswamy: joven multimillonario, si bien es ferviente seguidor de Trump, no tiene experiencia política previa. Kristi Noem: desató un escándalo recientemente al mencionar en su libro autobiográfico que mató a su perro de 14 meses; más escándalos no suman para Trump. Tulsi Gabbard: fue ex candidata presidencial por el Partido Demócrata, aún le falta más lealtad a los republicanos y a Trump. Marjorie Taylor Greene: la congresista fracasó al querer destituir a Mike Johnson, presidente de la Cámara Baja, miembro de su mismo partido, a quien Trump ha elogiado repetidas veces. Tucker Carlson: Definitivamente, Carlson le sirve más a Trump como periodista que como político. Nikki Haley: La rival en las primarias de Trump y que aún sigue ganando votos a pesar de su retiro, está algo distanciada del magnate republicano, sumado a los insultos que se intercalaron durante los debates. Por otro lado, ambos descartaron estar juntos como fórmula presidencial. Doug Burgum: Si bien es multimillonario y cercano a Trump, no es tan conocido en la política estadounidense. Ron DeSantis: Podría ser una buena combinación, pero el también gobernador de Florida hizo ataques públicos contra Trump.

La ruptura “Trump Pence”

En 2016, así como en 2020, Trump postuló a la presidencia estadounidense juntó a Mike Pence, sin embargo, ambos se distanciaron después del asalto al Capitolio el 6 de enero de 2021. Aquel día, Pence -aun vicepresidente- optó por continuar con la sesión en el Senado que certificaba la victoria electoral de Biden en las presidenciales de 2020, a pesar de la orden de Trump de detener la sesión. Pence manifestó que su vida corrió peligro debido a las «palabras imprudentes» de Trump y a la turba enfurecida que entró al Capitolio.

El también ex gobernador de Indiana entró a la contienda electoral como precandidato en las primarias del Partido Republicano; mismo partido que Trump. No obstante, se retiró al no encontrar suficiente apoyo en el partido, así como la falta de financiamiento para su campaña. Pence expresó que no apoyará la candidatura de Donald Trump, pero que tampoco votará por Joe Biden. “Durante mi campaña presidencial dejé en claro que había profundas diferencias entre el presidente Trump y yo en una variedad de temas, y no solo nuestra diferencia en mi deber constitucional que ejercí el 6 de enero”, dijo Pence en una entrevista con Fox News.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Artículo Anterior

Irán bombardeó israel con más de 300 misiles y drones por primera vez en su historia