//

Quién es Abdelfatah El-Sisi, el exmilitar reelegido presidente de Egipto hasta 2030

Foto: Aletihad News Center

En la escena política egipcia, el nombre de Abdelfatah El-Sisi resonó con fuerza tras los acontecimientos de 2013. Nacido el 19 de noviembre de 1954 en El Cairo, este militar de carrera se catapultó a la fama por su papel clave en el derrocamiento del entonces presidente Mohamed Morsi, un hito que marcó un giro dramático en la política egipcia.

El Golpe de 2013: Ascenso y Controversia

El-Sisi, con una sólida formación militar, ascendió rápidamente en las filas del ejército egipcio, alcanzando el rango de mariscal de campo. En julio de 2013, durante su papel como ministro de Defensa, lideró un golpe militar que derrocó a Morsi, quien provenía de la Hermandad Musulmana. Este movimiento le otorgó una prominencia política instantánea, aunque no estuvo exento de controversia y críticas internacionales.

Presidencia y Políticas: Estabilidad y Represión

Tras el golpe, El-Sisi no tardó en formalizar su incursión en la política. En 2014, se presentó como candidato presidencial y ganó las elecciones con un amplio margen. Su presidencia se ha caracterizado por un enfoque en la estabilidad interna y medidas económicas, pero también ha sido fuente de intensas críticas debido a las violaciones de derechos humanos y la represión de la oposición política.

Desarrollos Económicos y Desafíos Sociales

Bajo su liderazgo, Egipto ha experimentado algunos avances económicos, con iniciativas para atraer inversiones y mejorar la infraestructura. Sin embargo, persisten desafíos sociales, y las críticas apuntan a la falta de progreso en términos de derechos civiles y políticos.

Poder Consolidado y Perspectivas Internacionales

El-Sisi fue reelegido en 2018 en unas elecciones que atrajeron controversias por la falta de competencia genuina. A nivel internacional, su gobierno ha mantenido relaciones estratégicas con diversos actores, aunque su imagen ha sido cuestionada por organizaciones defensoras de los derechos humanos.

Perspectivas Actuales: Opiniones Divididas en Egipto y Más Allá

En el ámbito nacional, El-Sisi cuenta con un respaldo significativo, especialmente entre aquellos que valoran la estabilidad y la seguridad. Sin embargo, la oposición política y las organizaciones de derechos humanos han expresado preocupaciones sobre la erosión de las libertades civiles y políticas.

A nivel internacional, Egipto bajo el liderazgo de El-Sisi ha mantenido su posición como actor clave en la región, pero su gobierno ha sido objeto de críticas por su historial en derechos humanos. La percepción de El-Sisi varía, con algunos países manteniendo relaciones pragmáticas, mientras que otros condenan las prácticas autoritarias de su gobierno.

¿Qué te pareció?

Your email address will not be published.

Artículo Anterior

Esequibo: Venezuela quiere anexar más de la mitad del territorio de Guyana

Artículo Siguiente

Chile opta por mantener la Constitución de Pinochet tras rechazar dos plebiscitos para renovarla