//

Israel en guerra con Hamas tras el peor ataque en 50 años, 300 muertos y más de 1.500 heridos

Israel bajo asedio: más de 40 muertos y mil heridos en un ataque sorpresa de Hamas por mar, tierra y aire en una escalada sin precedentes. Se desconoce la cifra exacta de los secuestrados israelíes que fueron llevados a Gaza.

Fotografía: Ohad Zwigenberg / AP
Getting your Trinity Audio player ready...

El sorpresivo ataque palestino supondría ser el mayor ataque en 50 años hacia Israel, después de la guerra del Yom Kippur. Según la información oficial hay al menos 300 muertos y más de 1.500 heridos solo del lado israelí, esta cifra claramente podría aumentar con el paso del tiempo.

Tras el fin de las festividades por Sukkot o también conocido como fiesta de los tabernáculos, terroristas gazatíes se infiltraron en territorio israelí por mar, tierra y aire la mañana del sábado y atacaron los pueblos y ciudades cercanas a la Franja de Gaza, tomando control militar de varias de ellas y que hasta ahora el ejercito israelí lucha por retomar el control.

Los ataques hacia Israel hasta ahora no cesan, y no se desconoce la cifra exacta de israelíes secuestrados y asesinados por parte de Hamas, puesto que muchos estan de rehenes tanto en Gaza como en varios lugares tomados.

Las Fuerza de Defensa de Israel (FDI) han anunciado la operación «Espadas de Hierro» para contrarrestar los ataques de milicianos palestinos en el sur de Israel. Esto supone un ataque por tierra y aire contra Hamas, el grupo paramilitar que gobierna la Franja de Gaza.

Las sirenas antimisiles sonaron en el sur y centro de Israel, principalmente en las ciudades colindantes con Gaza. A pesar de la tecnología que supone la cúpula de hierro (el escudo antimisiles israelí) algunos cohetes coalicionaron en las principales ciudades como Tel Aviv y Jerusalén, tras recibir más de 7.000 cohetes de corto y mediano alcance desde Gaza.

El servicio nacional de emergencias médicas de Israel, Magen David Adom, solicitó donaciones de sangre ante los más de mil heridos reportados a lo largo de los hospitales en todo Israel.

Las reacciones por partes de la comunidad internacional y los jefes de gobierno fueron contundentes en condenar el accionar de Hamas y la defensa de Israel ante el asedio.

La presidente de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, declaro mediante X (antes Twitter): “condeno inequívocamente el ataque perpetrado por los terroristas de Hamás contra Israel. Es terrorismo en su forma más despreciable. Israel tiene derecho a defenderse de ataques tan atroces”.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu dijo en un video televisado: «ciudadanos de Israel, estamos en guerra, no en una operación militar, ¡sino en una guerra! El enemigo pagará un precio que nunca antes había visto y nosotros venceremos»

Según el Ministerio de Salud de Gaza, 198 palestinos han muerto y 1.610 personas han resultado heridas como resultado de los bombardeos y disparos israelíes a lo largo de la franja de Gaza.

Israel empieza a recuperar poco a poco los lugares que fueron ocupado por las milicias palestinas esta mañana. Mientras tanto Hamás amenaza con bombardear la capital económica de Tel Aviv tras los ataques aéreos israelíes en la Franja de Gaza.


Egipto y la Unión Europea inician un proceso de mediación para un alto el fuego entre Hamas e Israel, esta cuenta con la participación del ministro de Exteriores de Egipto, Samé Shoukry, y el alto representante de Asuntos Exteriores de la UE, Josep Borrell.


Biden envía memorándum de emergencia y aprueba enviar 8.000 millones de dólares en ayuda militar a Israel, asimismo Biden ha advierto a cualquier otra parte hostil ajena a Hamas a que no intente aprovechar la situación y abrir otro frente contra Israel.


Alemania desaconseja enérgicamente viajar a Israel y a los territorios palestinos.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Artículo Anterior

(+18) Contenido gráfico: las más impactantes imágenes de la invasión de Hamas en territorio israelí

Artículo Siguiente

(+18) contenido gráfico: ataques a Gaza en respuesta al lanzamiento de cohetes en Israel